Regístrate para enterarte de todas nuestras novedades, noticias y promociones, y consigue un 10% dto en tu primera compra!

Suscribirme
NUESTRA HISTORIA
Creación

Ánforas de Mar es una empresa familiar creada por los emprendedores Carlos y su mujer Filomena, en el año 2000, en Carboneras (Almería), en la Costa Sureste de España, un pequeño pueblo de unos 8.000 habitantes, de tradición pesquera, a las puertas del Parque Natural Cabo de Gata. Tiene una costa de 17 km de preciosas playas y calas de arena, entre las que se encuentra la famosa playa de Los Muertos, patrimonio histórico y cultural del Parque, un lugar de ensueño.

LA IDEA

Cuando Carlos era niño veraneaba en Las Negras, donde los submarinistas, sobre todo extranjeros, llegaban a diario en zodiacs cargadas de ánforas antiguas extraídas del fondo marino de la cala más próxima, la Cala de San Pedro, un puerto natural con un nacimiento de agua dulce, protegido de los vientos de levante y de poniente, que antiguamente servía de refugio temporal y abastecimiento de agua para los galeones. Allí veía cómo las descargaban e incluso, emocionado, les esperaba para echarles una mano, ¡si le dejaban! Aquí comenzó su afán por ellas.

Su sueño

Enamorado de esos tesoros submarinos, se prometió a sí mismo que de mayor se haría buceador y sacaría su propia ánfora del mar. Años más tarde decidió convertirse en buceador profesional en el Centro de Buceadores de la Armada. El niño que llevaba dentro sufrió una gran decepción al comprobar que la “hazaña” de aquellos buceadores era realmente “expolio marino” y que estos tesoros submarinos eran Patrimonio Histórico de la Humanidad, solidarizándose con la causa. Aún así, el simple hecho de verlas en el mar le emocionaba, así que continuó soñando…

UNA OPORTUNIDAD

Un día, mientras trabajaba en una Central Térmica, divisó en la dársena del puerto una zona de rechazo de vida marina colmada de plancton a la que muchos peces iban a comer… así que pensó en sumergir un ánfora en ella y…¡a ver qué pasaba!. Cuando la sacó, vio pasar ante sus ojos la oportunidad de cumplir su sueño: presentaría un proyecto, absolutamente respetuoso con el medio ambiente, para canalizar todo el rechazo de materia orgánica de la Central Térmica a través de tuberías submarinas, hasta verterlo en las piezas, acelerando su proceso de envejecimiento.

LA SOLUCIÓN

La Central Térmica se refrigera con agua de mar, aspirando 150.000 m³/h cargados de vida marina (como un río de agua). Para refrigerar los condensadores, el agua debe ser filtrada previamente. Carlos observó un problema de diseño, pues el rechazo acumulado de vida marina, se devolvía al mismo lugar desde el que se aspiraba, quedando atrapado y recirculando en bucle, fosilizando los filtros y, por consiguiente, disminuyendo el caudal de aspiración de agua. Conduciendo este rechazo a nuestra dársena, alejándolo 300 m de la aspiración, acabamos con el problema de fosilización de los filtros de aspiración disminuyendo drásticamente su colmatación.

I+D

Tras un largo e intenso trabajo de “ensayo y error”, muchas horas de buceo y largos periodos de espera, finalmente había encontrado la forma de cultivar las ánforas para envejecerlas de forma acelerada. Así que al igual que los famosos perli-cultores de Asia, tomó la decisión de convertirse en un “ánfora-cuicultor”. ¡El único en el mundo en su profesión! Solicitó un permiso de concesión a la Central Térmica para llevar a cabo su “ánfora-acuicultura”, en un área específica dentro de la dársena del puerto, combinándolo con su trabajo en la Central Térmica.

ENVÍO MUNDIAL

Utilizamos el mejor sistema de embalaje del mercado

ALQUILER DE ÁNFORAS

Para eventos, películas, bodas, anuncios, escaparatismo, showrooms, etc.

SERVICIO POSTVENTA

Si se ha roto tu ánfora, no tires ningún trozo, llámanos.

REGALO DE EMPRESA

Precios especiales para regalos de empresa. Solicita información.