Menú

El Documental de Damien Hirst que resultó ser todo ficción

¿Quién es el polémico Damien Hirst y su falso tesoro de Amotán?

Una estatua de 18 m de altura que llevaba más de 2.000 años perdida en el Océano Índico. Unas colosales figuras que formaban parte de una gran tesoro “Cif Amotán II”. Ésta es la inusual historia del polémico artista Británico Damien Hirst que se esconde detrás de la mayor de las patrañas del arte: un esclavo de la época del Imperio Romano que consiguió su libertad y logró amasar tal fortuna que gastó millones en reunir una colección de arte como  nunca antes se había conocido. Este tesoro se cargó en el barco más grande construido por el hombre, “El Apistos”, que traducido significa “El increíble”. Tan increíble que el destino quiso que se convirtiera en leyenda. El navío desapareció en alguna parte del Océano y todas las obras de arte con él, una historia totalmente verosímil que dura aproximadamente unos 90 minutos, que hace que nos levantemos del sillón a cada paso, recreada en un documental de la mano de Netflix que consigue convencernos de que esta historia era real, aunque al final nos deje con un mal sabor de boca al comprobar que todo ha sido ficción, un montaje. Más tarde realiza una gran exposición en Palazzo Grassi y en Punta della Dogana, en Venecia, que levantó las más diversas opiniones. con la que triunfó, pues consiguió vender en sólo dos días 200 millones de dólares, marcando un hito en la historia Marketing del arte.

Las piezas que presenta son realmente excepcionales, recreaciones de aquellas obras que, según su fantasía, componían ese tesoro imaginario de Amotán, piezas que se ajustan con precisión al canon estético clásico aunque tengan un toque Hirst. Muchas de ellas de dimensiones titánicas y gigantescas, pero no todas tienen un acabado impecable y no están elaboradas realmente con los mejores materiales que se supone, no todos los objetos de la colección de Amotán son de mármol blanco, corales naturales y piedras semipreciosas.

“El toque Hirst” es extremadamente caro. Han sido diez años de montaje y 57 millones de producción

Ante tamaña desmesura es natural preguntarse cuánto habrá costado hacer realidad este sueño excéntrico y quién lo habrá pagado. “Es un proyecto ambicioso, muy ambicioso”, es todo lo que dice Martin Bethenod, director del Palacio Grassi y del Museo de la Punta de la Dogana, poniendo los ojos en blanco. Pues el magnate del arte, el empresario y coleccionista Charles Saatchi, cofundador junto a su hermano de la agencia de publicidad Saatchi & Saatchi fue quien le financió este ambicioso proyecto. Su habilidad para la publicidad descubrió a Damien Hirzt y lo elevó a los altares.

El caso es que la carísima chifladura de Hirst funciona. El espectador no puede evitar sentirse sobrecogido ante esas obras fantásticas, no puede evitar preguntarse si son auténticas o si son falsas. Porque las dos exposiciones están montadas como si realmente los objetos expuestos fueran parte del legendario tesoro de Amotán, empezando por el gigantesco panel que a la entrada relata su historia y continuando con los vídeos que muestran a buceadores rescatando, del fondo del mar, las obras de arte que iban a bordo del Apistos y que ahora componen la muestra, muchas de ellas con restos de corales y conchas.

La realidad de Ánforas de Mar supera la ficción de “Hirst”

Ánforas de Mar utiliza en todo su proceso 100 % materia prima natural

Antes de ver el espectacular documental del Tesoro del Increíble en Netflix, nosotros ya decorabamos nuestros  bustos, esculturas, lámparas y ánforas con un diseño especial pero totalmente natural (pompones de coral, conchas y ostras, esponjas, anémonas, algas, etc.) inmersos en la búsqueda de aportar al producto y a nuestros clientes un valor añadido, algo que las diferenciara y las hiciera distintas, aportándoles cierto misticismo. Comenzamos decorando piezas pequeñas y medianas, pero un día nos decidimos a decorar nuestra segunda Victoria de Samotracia, con 2,90 m de altura, para un cliente, que incluso participó en la decoración de esta monumental pieza, que es una escultura de la historia clásica del mundo y que hoy día es una de las piezas más emblemáticas del Museo del Louvre de París.

Antes de sumergirlas en nuestro fondo submarino, elejimos las piezas o esculturas que han salido de las manos de los mejores escultores de la historia universal o reproducciones hechas a mano por maestros artesanos, no están basadas en la ficción. Son piezas elaboradas por los restauradores más relevantes de Europa. En la sección esculturas de nuestra web podrán ver, con todo lujo de detalle, nuestros acabados, unos son de mármol reconstituido blanco Macael natural, otros son del acabado antiguo, que es un poco más oscuro como envejecido por el paso del tiempo y el último, el arqueológico, que aparenta siglos de antigüedad. Estas réplicas se envejecen igual que nuestras ánforas, durante un periodo de cultivo bajo el mar que oscila entre 3 y 5 años. Son la flora y la fauna marina las que elijen dónde posarse y anidar, germinando sobre las piezas, creciendo a su libre albedrío y fosilizándose a ellas como si fueran una unidad. Terminado su proceso, se extraen con grúas y un equipo de buceadores profesionales para, posteriormente, proceder a su limpieza y secado y comenzar con su manipulación y envío a su nuevo hogar.

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda

    Materiales

    Las ánforas volcánicas son de un color oscuro, como la tierra volcánica, con tonalidades rosáceas que simulan la lava incandescente, por donde vemos el efecto de grietas en el barro. Este color de tierra es muy propio de las zonas volcánicas del levante peninsular y de la isla de Lanzarote, zonas de emisiones violentas de magma a la superficie terrestre.

    Certificado de autenticidad

    Cada pieza es única e inigualable y lleva un pergamino en el que Ánforas de Mar certifica que se ha elaborado en los fondos marinos junto al Parque Natural Cabo de Gata-Níjar mediante un proceso natural y que su aspecto final dependerá de las condiciones marina. Así, el envejecimiento del producto que le servimos no será exactamente igual a la imagen que se muestra en nuestro catálogo, pero sí muy parecido, debido a que son la flora y fauna marinas las que se encargan de su decoración y aspecto final.

    Cuidados

    No se requieren cuidados ni productos especiales para su conservación y limpieza. Se pueden limpiar sólo con agua, pulverizándola y dejando que la pieza se seque por sí sola. Si se desea más brillo aplicarle aceite de girasol con un pincel o pulverizándolo.

    Ánforas únicas

    Nuestras piezas son reproducciones de ánforas antiguas del Mediterráneo hechas a mano por maestros artesanos y sometidas a un proceso de envejecimiento acelerado bajo el mar totalmente natural, ya que las auténticas no se pueden comercializar al estar prohibida su venta.

    Se cultivan dentro de la dársena privada de una Central Térmica durante un periodo de 3-5 años para que la vida marina sobrante de su proceso de refrigeración anide sobre ellas fosilizándose y aportándoles la belleza de la pátina del mar.

    Al estar hechas a mano, las dimensiones de las piezas serán muy aproximadas a las standard, pero no serán exactas, pudiendo variar algunos centímetros.

    Cada pieza lleva sujeta en su asa una placa de acero inoxidable con su origen, dónde se encontró, qué transportaba y a qué civilización pertenece.

    Envío y devolución

    En la página del producto deseado, tras pinchar en la pestaña naranja “Añadir al Carrito”, abajo del todo, te aparecerá en letras mayúsculas: “TOTAL DEL CARRITO” y debajo “Envío”. Ahí podrás ver las distintas agencias de transporte que pueden enviarte el producto (Correos, Correos Express, Zeleris, etc.), el tiempo que tardan y los precios de cada una. Puedes elegir la que más te convenga. Si por cualquier motivo no está satisfecho con su pedido, dependiendo de la distancia en km (dentro de la Península, Islas, dentro de Europa u otros países), dispone de un plazo entre 2 a 7 días hábiles a contar desde la fecha de recepción para devolverlo, si es que el producto no se corresponde al pedido realizado por Vd.

    Formulario de Contacto para Profesionales y Empresas

    Nuestro Departamento de de Atención al Cliente queda a su entera disposición, rellene el siguiente formulario y nos pondremos en contacto con usted o su empresa

    Descripción

    cómo comprar tu ánfora

    Materiales

    Las ánforas de barro refractario están hechas de un barro muy resistente a altas temperaturas que simula las piezas de antaño hechas en hornos de leña. Su aspecto es muy arqueológico, ya que su pátina exterior es más vasta e irregular, y tiene tonalidades muy versátiles.

    Materiales

    Las ánforas con vida marina están hechas a mano y sometidas a un proceso de envejecimiento acelerado bajo el mar durante un periodo de tiempo de 3-5 años.

    Este procedimiento es totalmente natural, sostenible y respetuoso con el medio ambiente, ya que se trata de un recurso regenerador de zooplancton.

    Aprovechamos el rechazo de vida marina que recircula dentro del sistema de refrigeración de una central térmica, y la conducimos a través de tuberías submarinas hasta nuestros viveros, donde yacen las ánforas bajo el mar, acelerando el proceso de envejecimiento de estas piezas que quedan dotadas de toda la belleza de la flora y fauna: la pátina del mar.

    Materiales

    Son reproducciones de ánforas antiguas de la tipología del Mediterráneo. Se realizan a mano por maestros alfareros, siguiendo técnicas milenarias de las antiguas civilizaciones. Estas piezas se someten a un proceso de electrólisis con ácidos, sales y corriente continua, con el fin de deteriorar el barro para que se haga más poroso. Las hay en color negro y en color marrón.

    Colección

    Gran parte de nuestra colección de escultura proviene de los fondos de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, que desde el siglo XVIII, comenzó a reunir una colección de reproducciones de las obras más apreciadas de la antigüedad. 

    Muchas de estas piezas provienen del Vaticano, del Museo Capitolino, de los palacios de los Ludovisi y los Borghese, así como de obras adquiridas por Felipe V a Cristina de Suecia y al marqués del Carpio. Un gran número de ellas provienen de la donación del rey Carlos III a la Academia procedentes de Pompeya y Herculano. También el pintor Anton Raphael Mengs dona una importante colección de piezas que reprodujo en Roma a lo largo de muchos años.

    Además de las piezas obtenidas a través de la Academia de Bellas Artes, en nuestra colección hay un gran número procedentes de la adquisición de reproducciones en diferentes museos del mundo y de originales pertenecientes a colecciones privadas.

    En todos los casos nuestras piezas son reproducciones fieles de estos originales seleccionados por su singularidad singularidad y belleza.

    Moldes

    Los moldes, obtenidos de piezas perfectamente acabadas, se realizan íntegramente en nuestros talleres utilizando materiales de la más alta calidad y técnicas muy depuradas, permitiendo la obtención de reproducciones idénticas incluso en los mínimos detalles.

    Técnica

    La técnica de vaciado utilizada por nuestra empresa ha sido desarrollada y perfeccionada durante años, lo que la convierte en exclusiva, permitiendo el vaciado de grandes piezas a un coste razonable, pues reduce muy significativamente el tiempo y el trabajo requerido para obtener reproducciones de altísima calidad de piezas de tamaño considerable.

    El proceso es, como en todas las reproducciones por vaciado, obtener mediante moldes las partes más grandes posibles. A veces es posible obtener la escultura completa, pero lo normal es que la complejidad de la pieza debido a la postura de las extremidades, ropajes, etc., no permita esto y haya que hacerlo por piezas más pequeñas que luego hay que unir sin modificar la escultura en su conjunto y sin que se aprecien las uniones.

    Materiales

    Nuestras reproducciones están realizadas en mármol reconstituido, con un 80 % de mármol en su composición obtenido de Macael seleccionado por su pureza de blanco.

    La formulación empleada, además de aportar un aspecto marmóreo real, dota a nuestras reproducciones de una excelente resistencia mecánica y estabilidad ante los agentes atmosféricos atmosféricos como el agua, cambios de temperatura, hielo, y radiación ultravioleta, lo que permite que además de su utilización en interiores sean muy adecuadas para decoración de exteriores.

    El acabado de las piezas se hace de forma ordinaria en mármol más o menos envejecido, pudiendo ir desde el blanco puro a acabados con aspecto arqueológico. De forma estándar las piezas se acaban con un aspecto ligeramente envejecido, pero el cliente puede determinar en su encargo el grado de envejecimiento que prefiera. Para esto se utilizan pátinas a base de óxidos estabilizados e inalterables en el tiempo. También estarían disponibles otros acabados como terracota, piedra arenisca o caliza o acabados en color definidos por el cliente.

    Materiales

    Nuestras reproducciones están realizadas en mármol reconstituido, con un 80 % de mármol en su composición obtenido de Macael seleccionado por su pureza de blanco.

    La formulación empleada, además de aportar un aspecto marmóreo real, dota a nuestras reproducciones de una excelente resistencia mecánica y estabilidad ante los agentes atmosféricos atmosféricos como el agua, cambios de temperatura, hielo, y radiación ultravioleta, lo que permite que además de su utilización en interiores sean muy adecuadas para decoración de exteriores.

    El acabado de las piezas se hace de forma ordinaria en mármol más o menos envejecido, pudiendo ir desde el blanco puro a acabados con aspecto arqueológico. De forma estándar las piezas se acaban con un aspecto ligeramente envejecido, pero el cliente puede determinar en su encargo el grado de envejecimiento que prefiera. Para esto se utilizan pátinas a base de óxidos estabilizados e inalterables en el tiempo. También estarían disponibles otros acabados como terracota, piedra arenisca o caliza o acabados en color definidos por el cliente.

    En este caso, tras darle el acabado arqueológico, se han sometido a nuestro proceso de envejecimiento acelerado bajo el mar y han resurgido de las aguas con tal aspecto que parezca que hubieran viajado en el tiempo durante siglos.